Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Hola!!
Vie 03 Ago 2012, 11:24 por Lugharach

» Conceptos Basicos Sobre Astrologia
Vie 03 Ago 2012, 11:16 por Lugharach

» Rueda del año
Dom 05 Feb 2012, 09:10 por Gandalf

» aprender hipnosis
Dom 05 Feb 2012, 08:08 por Gandalf

» Control sobre el viento
Dom 05 Feb 2012, 07:56 por Gandalf

» Control sobre el hielo y las temperaturas bajo cero
Dom 05 Feb 2012, 07:55 por Gandalf

» El control del tiempo
Dom 05 Feb 2012, 07:53 por Gandalf

» El control de la electricidad
Dom 05 Feb 2012, 07:52 por Gandalf

» hola a todos
Dom 05 Feb 2012, 04:24 por Gandalf


Hechicería

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hechicería

Mensaje por Zoer el Sáb 26 Feb 2011, 07:29

Cada uno de los hechizos que aparecen en el directorio ofrece una breve explicación sobre su finalidad, los ingredientes requeridos, el simbolismo que encierra y el momento más apropiado para ponerlo en práctica. También incluye una breve explicación de los procedimientos empleados, así que mientras leas las diferentes secciones inevitablemente acumularás conocimientos sobre cómo manejar técnicas y herramientas.
La magia a sobrevivido durante siglos porque el buen mago es aquel capaz de improvisar y encontrar recursos a su alrededor, un hecho que se refleja en muchos de los encantamientos incluidos en este libro, que recurren a elementos absolutamente cotidianos. Otros emplean materiales más arcanos –hierbas e inciensos específicos- para mantener las correspondencias tradicionales. La mayoría de los hechizos de este volumen surgen de la tradición de la magia compasiva, un sistema que utiliza símbolos para representar a las personas, los objetos y las intenciones del conjuro. Muchos de los ingredientes, herramientas y técnicas son adaptables a una variedad de usos y finalidades, y sin duda comprobarás su flexibilidad en cuanto te sientas más seguro como mago experimentado.
La magia compasiva es muy directa. Además de su sistema de transferencia, que simboliza que “lo semejante atrae a lo semejante”, también recurre a otros sistemas simbólicos. Un ejemplo es su utilización de las fases de la luna. A pesar de que cada momento puntual refleja la actuación de diferentes energías físicas –evidentes en las mareas y las respuestas de los animales y las plantas-, las fases de la luna encierran un claro elemento simbólico. Por ejemplo, se considera que la luna creciente favorece los hechizos de crecimiento, incremento y atracción. La menguante, por el contrario, simboliza la decadencia, el rechazo y la repulsión. La luna “oscura”, conocida más convencionalmente como luna nueva, favorece los nuevos proyectos, la protección de edificios y la disposición. Y la luna llena mantiene una simbólica vinculación con la reflexión, la ilusión, la revelación y la totalidad.
Entre las correspondencias simbólicas figuran también los días de la semana, vinculados a influencias planetarias que representan distintos aspectos de la existencia humana. El lunes está relacionado con los misteriosos poderes de la Luna, y favorece los sueños, la actividad psíquica y el dinero. El martes es el día de Marte, el implacable planeta del valor, la voluntad y la defensa. El miércoles está regido por Mercurio, el planeta de las comunicaciones, mientras que el jueves es el día de Júpiter, el generoso y expansivo planeta de la suerte. El viernes está dedicado a Venus, planeta del amor y la armonía. El sábado está relacionado con el planeta de los anillos, Saturno, gran partidario de la disciplina, y el domingo con el Sol, fuente de alegría y éxito.
Un importante sistema utilizado en la magia es el de los cinco elementos sagrados: tierra, aire, fuego, agua y espíritu. Sus correspondencias simbólicas cubren todos los aspectos de la existencia humana. La tierra representa el mundo material y nuestra necesidad de cobijo, alimentos y salud física. El aire es el elemento de la comunicación, la memoria, las ideas y el aprendizaje. El agua está asociada al amor, la curación y los sueños, mientras que el fuego simboliza el valor, la fuerza de voluntad y la inspiración. El espíritu, quinto elemento sagrado, alude a la conexión y la transformación. Supervisa el nacimiento, la comunión y la muerte, así como el reino de la magia.
Además de este sistema simbólico, los hechizos aluden ocasionalmente a determinados dioses y diosas. Por esa razón, cuando en este libro los invocamos incluimos una explicación del motivo por el que su influencia resulta significativa, excepto en aquellos casos en que la figura en cuestión sea muy conocida.
Los encantamientos de esta guía se agrupan en secciones que reflejan preocupaciones básicas de la vida pero, más allá de estas líneas divisorias, muchos hechizos comparten técnicas comunes. Una de las más habituales es la declaración de intenciones, que por lo general se anuncia al principio del ritual, por ejemplo, cuando se enciende la primera vela. Expresar la declaración en voz alta encierra una doble finalidad: llamar a la puerta del subconsciente con el fin de despertar habilidades mágicas latentes, y centrar la atención de las energías que están siendo invocadas.
La energía que impulsa los encantamientos de este libro generalmente surge de una serie de cánticos, o de ciertas técnicas de concentración y visualización. En algunos de los conjuros, los medios de energización resultan obvios a partir de las instrucciones, como por ejemplo, cuando se especifican las palabras de un cántico o se ofrecen pautas para visualizar el resultado de una acción determinada. En otros hechizos es necesario que centres toda tu concentración en el conjuro en sí. Cuando te sientas más seguro puedes ejercitar otras técnicas, como la danza, el uso de tambores o el trance.
En aquellos casos en que el cántico resulta bastante directo, la visualización requiere poca práctica, y resulta recomendable “ensayar” de antemano recurriendo a técnicas de relajación como respirar lentamente, detener el flujo de pensamientos y permanecer sentado en silencio durante un breve período. Si te consideras un tanto “soñador”, ¡es probable que poseas un talento natural!
El conjunto de herramientas que necesitas para practicar la magia es bastante simple. A pesar de que algunos sistemas insisten en complejas especificaciones sobre espadas, varitas y cuerdas, los elementos utilizados en este libro son muy básicos. Tradicionalmente, los magos cuentan con una varita o un cuchillo para dirigir sus energías, pero no es imprescindible que te hagas con ninguno de estos objetos. En realidad, la mayoría de las herramientas necesarias para practicar los hechizos de este libro podrían ser descritas como ingredientes: velas, cuerdas, hierbas, quemadores de aceite, discos de carbón vegetal, incienso, etcétera.
Lo más aconsejable es no complicar los hechizos, así que por eso proponemos reglas muy sencillas: deja que las velas ardan en condiciones de seguridad siguiendo claramente las instrucciones; no compres velas nuevas para cada hechizo; cuando pidas algo “que se va a cumplir”, no podrás disponer de ellas ni devolverlas a su uso habitual hasta que se haya cumplido el deseo.

_________________
La dos palabras que pueden solucionar todos tus problemas: tiempo y paciencia.
avatar
Zoer
Administrador
Administrador

Edad : 32

Ver perfil de usuario http://lavaritayelcaldero.secretsstories.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.