Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Hola!!
Vie 03 Ago 2012, 11:24 por Lugharach

» Conceptos Basicos Sobre Astrologia
Vie 03 Ago 2012, 11:16 por Lugharach

» Rueda del año
Dom 05 Feb 2012, 09:10 por Gandalf

» aprender hipnosis
Dom 05 Feb 2012, 08:08 por Gandalf

» Control sobre el viento
Dom 05 Feb 2012, 07:56 por Gandalf

» Control sobre el hielo y las temperaturas bajo cero
Dom 05 Feb 2012, 07:55 por Gandalf

» El control del tiempo
Dom 05 Feb 2012, 07:53 por Gandalf

» El control de la electricidad
Dom 05 Feb 2012, 07:52 por Gandalf

» hola a todos
Dom 05 Feb 2012, 04:24 por Gandalf


Cómo hacer un altar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cómo hacer un altar

Mensaje por Zoer el Sáb 26 Feb 2011, 07:16

La construcción de altares –centros de contemplación espiritual- es factible en prácticamente cualquier sitio. Un altar puede ser algo tan simple como un espacio apartado en tu casa, tu trabajo o el lugar en el que estudias, en el que puedas colocar objetos que te resultan especiales o sagrados. También puede ser más elaborado y contener velas, imágenes, figuras o símbolos que representen a una deidad, elemento natural o fase de la luna con la que tengas una afinidad particular. Los altares más bonitos son los construidos en jardines, empleando rocas, madera y materiales naturales. Si necesitas ser relevantemente discreto acerca de tus intereses mágicos y espirituales, los altares situados al aire libre pueden ser interpretados como una forma especial de decoración, mientras que la variedad de interior puede quedar oficialmente establecida como un sitio en el que conservas aquellos elementos que no deseas mover. Si tienes la suerte de contar con una habitación dedicada exclusivamente a la meditación y el trabajo mágico, dedica parte de ese espacio a la construcción de un altar, con el fin de centrar tu trabajo en el círculo y tu desarrollo espiritual.
Muchos magos prefieren contar con este punto focal mientras trabajan en el círculo. Algunos se decantan por colocar una mesa en el centro del círculo, mientras que otros optan por situarla en el norte del círculo, un punto cardinal particularmente sagrado para los paganos y las brujas.
Este tipo de altar suele ser montado para un trabajo puntual y luego es desmantelado, aunque todos los objetos que lo componen se guardan para la próxima ocasión. Tu gusto personal determinará lo que incluyes en tu altar, pero existen ciertas pautas generales sobre los elementos que podrías incorporar.
Durante el trabajo en el círculo, por lo general se estila representar los cinco elementos sagrados en el altar. Tradicionalmente, el incienso representa el aire; un athame (cuchillo de bruja), una vela o una lámpara de aceite representan el fuego: un cáliz o copa representan el agua; y un pentáculo (estrella de cinco puntas) tallado en piedra o madera representa la tierra. La cuerda mágica o medida (cuerdas que miden la altura exacta y el contorno del corazón y la cabeza) representa el espíritu. Los primeros cuatros son considerados herramientas tradicionales de la brujería, a pesar de que en la práctica resulta más habitual que los magos utilicen una varita, un athame o sus propias manos para dirigir la energía mientras practican el hechizo. Sin embargo, cualquier otro símbolo de los elementos resulta igualmente válido: algunas personas prefieren escoger una pluma para representar el aire, una llama de cualquier clase para el fuego, una concha para el agua, una planta en maceta para la tierra y un cristal para el espíritu.
Lo que en realidad importa es que los símbolos que elijas te resulten significativos y te recuerden la naturaleza de los cinco elementos sagrados, todos los cuales son invocados en el ámbito de la magia. Los símbolos del sol y la luna son muy frecuentes también, y puedes encontrarlos en candeleros o pequeñas estatuas. Los símbolos planetarios y zodiacos también gozan de gran popularidad, aunque suelen aparecer más en colgantes o telas para el altar. Los dioses y las diosas, si es que deseas incluirlos, son representados en imágenes enmarcadas, pequeñas estatuas o en forma de tótem. Por ejemplo, mi representación favorita de Atenea, la diosa de la sabiduría, es un búho que tengo tallado en madera.
También suelen incluirse una o dos velas, además de cualquier cosa utilizada en el círculo. Por lo general se color representa el ritual llevado a cabo durante el círculo en particular, y también recibir la influencia de la estación (si celebras alguna de las ocho festividades), el tipo de encantamiento que se está llevando a cabo, o la fase de la luna.
Muchos magos utilizan el altar como un punto de poder y un centro de hechicería. No es necesario llevar a cabo los encantamientos en un altar para que den resultado, pero si con eso ganas concentración –y muchos magos coinciden en que así es-, entonces piensa en incorporarlo a tu práctica. Si es posible, conviene contar con un altar que puedas dejar montado una vez finalizado el trabajo en el círculo, ya que puede convertirse también en un sitio donde guardar tus herramientas mágicas.
Sobra decir que los altares también pueden formar parte de nuestro desarrollo espiritual fuera del contexto de la hechicería. Un reducido espacio personal dedicado específicamente a la contemplación y la expresión espiritual es capaz de invocar poderosas respuestas, y jamás deberías menospreciar su importancia. El simple acto de encender una vela en memoria de alguien en tu altar personal puede encerrar más significado espiritual que un réquiem completo ejecutado en una catedral. Recuerda que un altar personal refleja tu propia senda espiritual y los significados que atribuyas a los elementos que desees incluir en él.
Crear un altar personal suele resultar inmensamente gratificante y, de hecho, deberías considerarlo un aspecto fundamental de tu crecimiento espiritual y también mágico. Considera la posibilidad de disponer de cierto espacio en tu casa o tu jardín en el que puedas construir tu propio sitio sagrado. Te unirás a una extensa línea ancestral de magos que, durante siglos, han construido altares con fines sagrados y mágicos. Recuerda, en cualquier caso, que tu altar siempre es un espacio dedicado a lo que tú consideres sagrado.

_________________
La dos palabras que pueden solucionar todos tus problemas: tiempo y paciencia.
avatar
Zoer
Administrador
Administrador

Edad : 32

Ver perfil de usuario http://lavaritayelcaldero.secretsstories.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.