Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Hola!!
Vie 03 Ago 2012, 11:24 por Lugharach

» Conceptos Basicos Sobre Astrologia
Vie 03 Ago 2012, 11:16 por Lugharach

» Rueda del año
Dom 05 Feb 2012, 09:10 por Gandalf

» aprender hipnosis
Dom 05 Feb 2012, 08:08 por Gandalf

» Control sobre el viento
Dom 05 Feb 2012, 07:56 por Gandalf

» Control sobre el hielo y las temperaturas bajo cero
Dom 05 Feb 2012, 07:55 por Gandalf

» El control del tiempo
Dom 05 Feb 2012, 07:53 por Gandalf

» El control de la electricidad
Dom 05 Feb 2012, 07:52 por Gandalf

» hola a todos
Dom 05 Feb 2012, 04:24 por Gandalf


Cómo utilizar el directorio de hechizos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cómo utilizar el directorio de hechizos

Mensaje por Zoer el Sáb 26 Feb 2011, 07:11

Esta sección del foro, contiene ciento cincuenta hechizos, clasificados en distintos grupos según su tema. Los títulos de cada sección resultan bastante explicativos en sí mismos, pero en cualquier caso te recomiendo que leas atentamente la introducción para tener la certeza de que estás buscando el hechizo correcto en el lugar adecuado.
Una vez que hayas identificado el conjuro que más se adapta a tu objetivo, lee el texto que lo encabeza y también el consejo que aparece bajo la sección titulada “Finalidad”. La sección denominada “Información adicional” te ofrecerá útiles recomendaciones, y en ocasiones una breve reseña histórica o el significado de los símbolos o ingredientes utilizados. Es importante que leas esta guía con atención, ya que la comprensión de su finalidad determinará la creación de una energía específica durante la práctica de la hechicería. La intención con la que practiques un hechizo resulta crucial para el resultado final, y lo mismo sucede con la comprensión de sus componentes clave.
El “Momento de aplicación” ideal para cada conjuro figura inmediatamente a continuación de la sección de información adicional, y hace referencia a la fase de la luna, considerada muy importante en términos mágicos, y en ocasiones al día más favorable, además de incluir alguna referencia a la influencia planetaria del momento. Te recomiendo que te tomes en serio estas recomendaciones sobre el mejor momento de aplicación de cada hechizo, en particular cuando se mencionen las fases menguante y creciente de la luna, utilizadas con fines muy diferentes. Cuando un hechizo mencione la fase “oscuro” de la luna, estará haciendo referencia a la fase que los astrónomos denominan luna nueva. Las fases denominadas luna llena y media luna suelen aparecer en los diarios o los calendarios; de hecho, muchos periódicos publican una lista con las fases de la luna nueva, llena y los cuartos, así que hasta que conectes con los ritmos lunares de forma más instintiva, deberías guiarte por este tipo de gráficos y listado.
Como pauta general, en el hemisferio norte la luna creciente es aquella que crece desde la derecha y se “llena” hacia la izquierda. La luna menguante es la que se encoge de derecha a izquierda. Puedes identificar ambas fases observando en qué lado aparece el límite circular de la luna. Si la curva regular se encuentra a la derecha, se trata de una luna creciente; si aparece a la izquierda, es una luna menguante. En consecuencia, un media luna creciente se ve iluminada en su lado derecho, mientras que una media luna menguante muestra luz en su lado izquierdo.
Todos los hechizos, aparte de aquellos que incluyen indicaciones específicas, deberían ser practicados dentro de un círculo según las instrucciones que figura en espacios sagrados. Si no cuentas con el número o el color correcto de velas para formar un círculo completo, intenta improvisar. Y eso puede suponer, si no queda más remedio, reunir algunas velas de té en un recipiente y colocarlas aproximadamente en el punto apropiado del círculo en lugar de las velas amarilla, roja, azul, verde y púrpura.
Cuando otras razones te impidan preparar un círculo tal como hemos descrito –si, por ejemplo, sufres problemas de movilidad, permanentes o temporales, ignora las instrucciones relativas a caminar alrededor del círculo y limítate simplemente a visualizarlo; verás que no te resulta difícil-, dirige la energía con el poder de tu mente en lugar de hacerlo con el poder de tus pies y tus brazos. ¡Tu círculo tendrá tanta validez como aquellos que pueden rodearse a pie y son dirigidos mediante un athame o un dedo!
Comprobarás, también, que algunos de los hechizos incorporan el uso de aceites esenciales. Se trata de sustancias muy intensas que deberían mezclarse con un aceite portador antes de ser aplicadas directamente sobre el cuerpo, porque podrían causar irritación. Tampoco deben ser utilizadas en caso de embarazo ni por ninguna persona afectada de hipertensión. Si sufres alguna enfermedad grave, consulta a un médico antes de exponerte a estos aceites. Resultan terapéuticos cuando se los utiliza en el contexto apropiado, pero podrían encerrar ciertos peligros frente a personas afectadas por determinadas enfermedades.
Todas las velas que utilices durante un hechizo deben contar con recipientes adecuados y, a menos que el encantamiento especifique lo contrario, tienes que dejar que se consuma lentamente y en condiciones de seguridad, es decir, bajo supervisión. Esta regla no es aplicable a las velas de los elementos, que debes apagar al final del círculo para poder reutilizarlas una y otra vez. Asegúrate de que todas las velas se encuentren alejadas de cortinas o cualquier material inflamable. Es conveniente que dispongas de un extintor en la habitación por si se produce un accidente.
También debes colocar las varillas y los conos de incienso en recipientes seguros provistos de “zona de captación” en la que las cenizas incandescentes puedan consumirse en condiciones de seguridad. Los discos de carbón vegetal pueden ser colocados en platos resistentes al fuego o incensarios, pero deberías evitar los incensarios esféricos del tipo de los que se balancean para distribuir el perfume) porque suelen provocar accidentes. Recuerda que así como las varillas y los conos se enfrían rápidamente, los discos tardan un poco más y deberán ser manipulados con precaución a la hora de retirarlos de su recipiente.
Muchos de los ingredientes necesarios para los hechizos son muy fáciles de conseguir. Pero dado que algunas de las hierbas con las que trabajaras son tóxicas, debes mantenerlas alejadas de los niños y las mascotas. Si tienes problemas para encontrar algunas hierbas e inciensos, puedes solicitarlas por correo a sus proveedores, que suelen publicar sus productos en revistas especializadas, o bien encargarlas directamente por internet.
Con solo una excepción –que queda bien clara en las instrucciones-, los hechizos de las próximas secciones han sido especialmente creados para quienes no cuentan con experiencia en el campo de la magia. Trabaja con respeto y amor, y la magia se mostrará agradecida contigo.


Última edición por M. Ortiz el Sáb 26 Feb 2011, 07:17, editado 2 veces

_________________
La dos palabras que pueden solucionar todos tus problemas: tiempo y paciencia.
avatar
Zoer
Administrador
Administrador

Edad : 32

Ver perfil de usuario http://lavaritayelcaldero.secretsstories.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.